México

México. Buscan descentralizar el Sistema de Aguas de la Ciudad de México.


Mantener al Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACM) como organismo desconcentrado ha sido un lastre con el que han tenido que cargar los capitalinos en detrimento de la eficiencia del servicio, señaló el director de la instancia, Ramón Aguirre en entrevista con Diario de México. “El Sistema de Aguas de la Ciudad cada vez va a dar peor servicio en la medida que siga funcionando como desconcentrado; ha sido un enorme error de la administración del gobierno local”, señaló. Con la descentralización del organismo se aspira a contar con mayor margen de decisiones, más eficiencia en el ejercicio de los recursos, así como la resolución eficaz de los problemas y autonomía presupuestal, señaló el funcionario y por ello trabaja con el diputado Gabriel Godínez para generar una propuesta en ese sentido.

MODELO GASTADO Actualmente el Sacmex brinda servicios hidráulicos al DF bajo las normas de los organismos administrativos, es decir que depende por completo del Gobierno del DF, tiene que triangular con la Secretaría de Finanzas para resolver sus problemas y no puede decidir por sí misma en cuanto a inversiones o mantenimiento. “Para el Sistema de Aguas no se trata solo de hacer el trámite ante las dependencias correspondientes, sino que para ellos no eres la prioridad y tu requerimiento se forma en la cola con la secretarías de Educación, Trabajo y Cultura, cuando la gran diferencia es que nosotros brindamos un servicio a la Ciudad”, aseveró Aguirre Díaz. Otro problema que destacó es que sus recursos autogenerados, por concepto de tarifas o servicios extra, se van directamente a la Secretaría de Finanzas, lo cual merma su capacidad financiera para atención inmediata y reestructura del sistema. “El hecho de que los ingresos del Sistema de Aguas no se queden en el organismo es un ‘desincentivo’ para ser eficientes, además de que para todo tipo de gestiones dependemos de autorizaciones, ya sea de la Oficialía Mayor, la Secretaría del Medio Ambiente y eso nos retrasa la agilidad en atención a los usuarios”, apuntaló el titular del SACM. Aunque el sistema de Aguas busca la descentralización, existen riesgos por falta de mantenimiento

ASUNTO ESPINOSO La economista Marina Domínguez considera que la posibilidad de la descentralización tendría que venir acompañada de libertad de la instancia para crear su propio tabulador tarifario, basado en dotación de servicio, uso y zonas, dejando atrás la estructura benefactora actual. “Que se una empresa, pública, pero con los mecanismos de eficiencia una instancia que necesita no sólo mantener sus capacidades financieras sino también ganar para invertir en estructura. La diferencia es que aquí la ganancia nadie se la embolsa (y de eso dependerá la creación de una escenario efectivo de contraloría), sino que se devuelve a quien paga”, señaló. No obstante, Aguirre señala que la descentralización, de ocurrir, no afectará el subsidio de las tarifas, ya que el agua no debe ser vista sólo como un servicio sino como un derecho. Y aseguró que en todo caso tocaría a la asamblea determinar el destino de los subsidios. “En 2014 tenemos un presupuesto que es en términos reales un 3 por ciento arriba del año pasado, hay un ligero incremento; en la medida que estos recursos no se recorten y no haya necesidad de mayores inversiones, los subsidios se podrán seguir dando”, precisó.

‘ENTRAÑAS’ SEPTUAGENARIAS De acuerdo con datos de la Asamblea capitalina, la red de drenaje del DF, cuyo mantenimiento y operación depende del SACM, tiene una edad que oscila entre los 40 y 70 años en la mayor parte del territorio capitalino. Según los estudios, es necesario cambiar en el corto plazo al menos 11 mil kilómetros de la red de tuberías, pues en los casos menos drásticos han rebasado en al menos unos 20 años su vida útil efectiva y se acusa que desde 1997, cuando ingresaron los gobiernos perredistas, no se dieron mayores cambios a la red que actualmente funciona, aparte de los trabajos en el drenaje profundo.

ANTICIPAN CORTES EN 2014 Durante el año que comienza habrá siete suspensiones programadas del servicio de agua, sólo una de ellas al 100 por ciento y el resto sólo una reducción del flujo al 40 por ciento de la capacidad de canalización. Todos los cortes programados se deben a obras de mantenimiento en el sistema Cutzamala, de modo que están debidamente programadas y coordinadas con la Comisión Nacional del Agua; los cortes, además, se realizarán en fines de semana ‘largos’, es decir en fechas feriadas. El corte al 100 por ciento, se prevé, será realizado en noviembre, fecha en que hay menores condiciones de escasez.

PROBLEMAS LÍQUIDOS La falta de mantenimiento, reestructuración o modernización en el sistema hidráulico ha generado diversos padecimientos en la capital, incluyendo los sociales. -SEQUÍA. Zonas como Iztapalapa o Cuajimalpa acusan muchas dificultades para acceder al agua, con cortes constantes y recibos caros. -DESIGUAL. La tarifa actual está tasada en condiciones de zona y por estructura inmueble; no hay uniformidad en la tarifa por consumo. -DESCENSO. La ‘vejez’ del sistema de drenaje en el DF es una de las señaladas causas del hundimiento de la Ciudad. -INUNDACIÓN. Junto a la acumulación de basura generado por inconsciencia ciudadana, se cree que estos casos se dan por drenaje saturado. -DESPERDICIO. No hay estructura para tratar agua de lluvia ni para el manejo de aguas residuales; las empresas gastan poco en estos servicios. http://www.diariodemexico.com.mx/decentralizaran-al-sistema-de-aguas/

 

 





HIC-AL. - Huatusco No. 39 - Col. Roma Sur - 06760 México D.F. info@hic-al.org