México

México. ¡Agua para la vida, no para el lucro!
Alternativa ciudadana la Ley Korenfeld




Imagen: @comitextoco (en twitter)

El 5 de marzo de 2015 se publicó en la Gaceta Parlamentaria (#4228-11) el Dictamen de Ley General de Aguas impulsado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Partido Acción Nacional (PAN) y Partido Verde Ecologista de México (PVEM). Por sus claras intenciones de favorecer la privatización y despojo del agua, dicha propuesta fue calificada por diversos grupos civiles como un “irresponsable contubernio” que pone por encima de los derechos de los pueblos los intereses económicos de mineros extractivistas,agroexportadores, inmobiliarios, hoteleros y demás industrias contaminantes.

A esta inciativa se le bautizó como “Ley Korenfeld” en referencia a David Korenfeld Federman, ex-director de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), quien implementó junto con Enrique Peña Nieto un modelo similar en el Estado de México cuando fungían como Secretario de Agua y Obra Pública y Gobernador, respectivamente. Los intereses de Korenfeld se encuentran claramente del lado del sector privado, pues también se desempeñó 5 años como presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Agua y Saneamiento(ANEAS).

Organismos civiles y académicos, así como representantes comunitarios denunciaron 10 puntos clave para entender porqué esta iniciativa de ley resulta tan violatoria de los derechos humanos y colectivos, ya que busca:

  1. Poder tomar decisiones a espaldas de la ciudadanía, y ejecutarlas con la fuerza pública.
  2. Privatizar el agua vía la concesión de grandes obras hidráulicas, y de sistemas municipales.
  3. Sobre-explotar cuencas y acuíferos y despojar pueblos indígenas y campesinas para dar agua a grandes corporaciones.
  4. Definir el "derecho humano al agua" como la lucha para acceder a 50 litros de agua por día.
  5. Garantizar la recuperación de inversiones a través de tarifas blindadas de presión social.
  6. Asegurar agua para el uso minero y el fracking.
  7. Seguir ofreciendo impunidad a contaminadores.
  8. Evadir responsabilidades por la mala calidad del "agua potable".
  9. Desentenderse frente a desastres.
  10. Prohibir el estudio de la situación real del agua.

Preocupados por esta situación ‒y organizados desde 2012 a partir del congreso “Ciudadanos y la Sustentabilidad del Agua en México” en el que participaron más de 400 investigadores‒, organizaciones e individuos están impulsando una iniciativa alterna, enfocada en la garantía de acceso y uso equitativo-sustentable de los recursos hídricos en México.

La iniciativa de ley ciudadana propone transformar la perspectiva del agua como producto y su uso con fines de lucro; en su lugar, busca recuperar la concepción del agua como elemento esencial para la vida humana y de los ecosistemas; como un bien público que no debe ser contaminado, destruido ni despojado a los pueblos. Esta alternativa ya había sido presentada en la Cámara de Diputados el 12 de febrero.

Actualmente, la campaña contra la Ley Korenfeld propone profundizar las protestas y solidaridad contra la privatización y despojo de los recursos hídricos, correr la voz, difundir el tema, ampliar el debate, enviar cartas de inconformidad. De igual manera, hace un llamado a defender el derecho humano al agua con organizaciones vecinales, comités de agua, recolección de agua pluvial, entre otros.

 

Materiales descargables:





HIC-AL. - Huatusco No. 39 - Col. Roma Sur - 06760 México D.F. info@hic-al.org