Israel

Desocupación en Gaza. ¿La retirada significa un acto por la paz o simplemente un procedimiento “cosmético??? para calmar la presión internacional?


HIC Red por los Derechos a la Tierra y la Vivienda (HIC-HLRN)

 

“Lejos de su retrato como una operación
traumática de relevancia histórica,
la desocupación es en realidad una operación superficial???

 

Sharif Hamadeh.
Centro Legal para la Minoría ??rabe en Israel.

 

La historia reciente de la población de Palestina, especialmente desde los años 40’s, está marcada por la colonización, conflictos, segregación, condiciones de vida en hacinamiento y desalojos de gente de sus casas y tierras.

El plan Israelí de retirar sus asentamientos de la franja de Gaza ha sido ampliamente ovacionado por la comunidad internacional, y ha sido visto como el primer paso para culminar con el conflicto y crear un Estado Palestino, de hecho, la retirada sí satisface una parte de los requisitos para resolver el conflicto. Sin embargo, la mayor parte de los medios internacionales ha disfrazado la realidad de la situación, a través de una visión sesgada. La atención se ha centrado en el trauma de los 8,000 Israelíes Judíos que fueron reubicados fuera de la franja de Gaza (pertenecientes a 21 asentamientos, todos ellos construidos después de la apropiación forzosa de territorios palestinos tras el final de la guerra de 1967), hacia tierras de Israel o hacia otros territorios ocupados. Parte de los asentamientos retirados han sido reubicados en otras tierras de indígenas ??rabes, además de que los Judíos fueron recompensados con generosos incentivos por parte de la agencia Israelí encargada de la reubicación.

Sin embargo, este plan en sí no tiene las bases para generar un proceso real de paz puesto que carece de la claridad necesaria sobre el rol de Israel y sus obligaciones para respetar las condiciones para la creación de un Estado Palestino democrático. Esta omisión se manifiesta en el mencionado plan de retirada, el cual deja a más de 1.3 millones de palestinos viviendo en la franja de Gaza, bajo control militar Israelí. Sin soberanía sobre sus fronteras, los Palestinos no pueden transitar fuera de la franja de Gaza sin un permiso especial emitido por el gobierno Israelí. De esta forma los Palestinos se encuentran aprisionados, con Israel manteniendo el control de los recursos naturales y de los medios de transporte.

Adicionalmente, la construcción del muro de separación continúa hacia el Oeste, con la respectiva confiscación de tierras, demolición de casas y aislamiento de comunidades en contra de la población Palestina. Estas perdidas de tierras están acompañadas con restricciones y cierres contra la movilidad de los Palestinos, generando serios incrementos en las tasas de desempleo y pobreza.

Igual que este, muchos planes “cosméticos??? se han implementado y fallado por carecer de esfuerzos sobre la democratización, restitución y desarrollo sin discriminación.

Ver artículo completo (en inglés)

 





HIC-AL. - Huatusco No. 39 - Col. Roma Sur - 06760 México D.F. info@hic-al.org