México

México: Incursionaría el agua en la lógica del libre mercado


La modalidad operará cuando se concluya el reglamento de la ley en la materia; funcionará en zonas con escasez

ANGELICA ENCISO L. El agua entrará a las reglas del libre mercado, a la ley de la oferta y la demanda, sobre todo en las regiones donde los acuíferos están sobrexplotados y existe baja disposición del líquido. Esto será a través de los bancos de agua, que comenzarán a operar en cuanto esté listo el reglamento de la Ley de Aguas Nacionales.

Con esos bancos se efectuará la transacción comercial de los títulos de derechos de agua que poseen los usuarios agropecuarios, industriales y de zonas urbanas, que son alrededor de 330 mil. La Comisión Nacional del Agua (Conagua) ya no entrega concesiones a menos que exista suficiente líquido y el marco legal lo permita. En los acuíferos donde existen problemas de disposición, 'el banco de agua cumplirá una labor social importante como facilitador'.

Esta nueva figura se deriva de las modificaciones a la legislación que se hicieron en 2003. Se trata de una "instancia de carácter privado que gestionará operaciones reguladas de transmisión de derechos ante la Conagua" y cuyo fin reside en dar apoyo en materia de transmisión de derechos, tanto para quienes desean transmitir como adquirir, explicó Alfonso Salinas Ruiz, subdirector general de Administración del Agua de la Conagua.

En entrevista, precisó que los bancos serán privados y operarán como sociedad, conforme a la Ley General de Sociedades Mercantiles; dispondrán de un sistema de información de transmisiones de derechos en el que se indicarán los volúmenes de agua que se deseen transmitir, y no podrán almacenar los derechos ni quedarse con ellos, ya que sólo funcionarán como intermediarios.

Sin la existencia de estas figuras, hasta ahora se han realizado 4 mil 430 transmisiones, que representan poco más de uno por ciento de los títulos asignados por la Conagua en el territorio nacional. De las transacciones que se han realizado, 2 mil 700 fueron del sector agrícola al industrial, y estos casos se han registrado en las cuencas que están sobrexplotadas, donde no hay disponibilidad de agua y prevalece la veda.

Estos bancos tienen más posibilidades de desarrollarse en centro y norte del país, ya que se trata de las regiones donde el agua es un bien escaso, hay grandes centros de población y se encuentran las grandes ciudades; es decir, en las zonas donde existe mayor demanda del líquido.

La ley, aseveró, no estipula que el adquirente tenga límites en los volúmenes de usufructo de agua, y lo único que se hará será verificar el uso que tendrá, por lo que no se descartan concentraciones del líquido. 'El problema del acaparamiento no es tan grave porque tendríamos que poner en el reglamento algunos topes para que no se pudiera adquirir mediante el banco más de cierta cantidad", indicó.

-¿La transmisión de derechos será un negocio?

-Es una operación entre particulares. Lo que nosotros podemos hacer es que me presenten un escrito donde el cliente y el transmisor estén de acuerdo. Que no haya problema para ello.

Salinas Ruiz reconoció que "la ley no indica que el adquirente tenga límites en los volúmenes que adquiera, lo que se verifica es cuál será el uso que tendrá; si tiene 10 hectáreas y un millón de metros cúbicos, pues ¿qué siembra?".

Acerca de los riesgos para el encarecimiento del agua, sostuvo que eso no ocurrirá, ya que los bancos facilitarán la reasignación del recurso a los usos más productivos, porque va a llegar con un gestor autorizado, que tiene reglas, y "partimos del principio de que si tienes mejor información se evita cualquier especulación".

En relación con la concentración de títulos, aseguró que "se van a poner topes para la transmisiones". El banco nunca concentrará los títulos, sino que fungirá como facilitador del proceso de transacción, indicó.




HIC-AL. - Huatusco No. 39 - Col. Roma Sur - 06760 México D.F. info@hic-al.org