México

La Comisión del Agua de México documentó la contaminación provocada por la trasnacional Carroll (señalada como probable responsable del brote de influenza); luego cedió a presiones y lo negó.


 

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) concluyó que en los procesos de cría de cerdos, la trasnacional Granjas Carroll (GC) descarga 907.45 metros cúbicos de aguas negras al día, contaminadas con heces fecales, químicos y nitratos, los cuales no son tratados debidamente para evitar que contaminen el suelo y los mantos freáticos.

Como resultado de investigaciones realizadas por el organismo federal tanto en 2003 como en 2006, se establece que el acuífero denominado Perote Zalayeta ha perdido 18 centímetros por año desde de 1994, a partir de la llegada y expansión de la empresa porcícola, pues históricamente la pérdida era de cuatro centímetros.

El dictamen técnico resalta que en los pozos Xaltepec y Cerro Colorado se detectó una concentración baja de nitratos, indicativo del uso del subsuelo como disposición de aguas residuales y/o utilización de aguas residuales en riego, así como probablemente asociado con las prácticas de empleo de fertilizantes; la presencia de los nitratos en el agua subterránea obedece a eventos constantes en la disposición de agentes contaminantes con concentraciones altas de materia orgánica.

Respecto de las condiciones bacteriológicas del agua, concluyó que los pozos han sido afectados por la introducción de materia fecal, ya que en los tres se encontró presencia de coliformes fecales, siendo los más contaminados el Zayaleta y el Xaltepec, con 5.1 y 2.2 NMP/100 (número más probable por 100 mililitros).

A partir de esos resultados, la Conagua determinó que el acuífero presenta una vulnerabilidad alta a sufrir contaminación, considerando que el nivel del agua es somero, entre 10 y 15 metros de profundidad, y que los materiales que lo conforman son de una permeabilidad media a alta.

Sin embargo, el 24 de febrero de 2006, en otro estudio de la Subgerencia Técnica Regional Golfo Centro, la Conagua sostuvo que no había podido corroborar que Granjas Carroll descargara aguas residuales que pudieran contaminar el acuífero, postura que el ex diputado del PRD Atanasio García Durán atribuye a la presión ejercida por la trasnacional contra los gobiernos estatal y federal.

Sin embargo, en un recorrido con campesinos por diferentes terrenos colindantes con las granjas, se pudo constatar cómo, una vez al límite las lagunas de oxidación, la empresa bombeó las aguas residuales a los campos de cultivo. Además, refirieron que las granjas utilizan pipas para verterlas fuera de las tierras que ha comprado a los comuneros -en 50 mil pesos por hectárea-, lo que la ha convertido en gran terrateniente.

                    

Fuente: Diario La Jornada.

Ver Nota completa.




HIC-AL. - Huatusco No. 39 - Col. Roma Sur - 06760 México D.F. info@hic-al.org